ÚLTIMAS NOTICIAS

Soledad

in Array

Para más información contacte con nosotros a través del número
91 431 05 33
o pinchando directamente aquí

Estar solo es una situación habitual en la experiencia vital del ser humano. La
soledad despierta sentimientos diferentes en las personas, dependiendo de las
causas que la originan y de las características propias de cada uno.

Es muy importante aprender a manejar adecuadamente la soledad, pues de
ello depende en gran parte nuestro desarrollo y la posibilidad de sentir la vida
como algo agradable o desagradable.

Se puede estar solo sin sentir sufrimiento y servirnos de la soledad en beneficio
personal. Por otra parte, se puede estar acompañado y sentir vacío. Por esta
razón es preciso entender las circunstancias de cada persona y analizar si sus
sentimientos de soledad son apropiados o se corresponden con dificultades y
trastornos emocionales. Por ejemplo, cuando se sufre una pérdida significativa, como es la de un ser querido, una actividad importante, separaciones y rupturas de pareja, etc. lo saludable y esperable es sentir pena, soledad y sufrimiento.

Sin embargo, el sentimiento difuso de soledad, de vacío, acompañado a veces de rabia o no, sin un motivo externo suele indicar la existencia de problemas a nivel
emocional.

Por otra parte, la soledad incluso puede ser una elección personal y, en estas
circunstancias, los sentimientos que despierta son diferentes a los se producen
por otras causas, cuando la soledad nos viene impuesta por las circunstancias
de la vida.

La soledad también hay que considerarla como una oportunidad y una
necesidad para construirse como un ser humano adulto e independiente, como
un paso necesario en el proceso de maduración personal.

Cuando la soledad y los sentimientos que surgen de ella no son los apropiados
se debe considerar la existencia de problemas psicológicos, para lo cual es
preciso hacer una evaluación psicológica.

En estas circunstancias, consultar y plantear la situación a un psicoanalista, probablemente es la mejor opción que existe hoy día porque la teoría psicoanalítica aborda preferente estos problemas con mayor detalle, profundidad y de forma más personalizada que cualquier otro tipo de enfoque psicológico.

El tratamiento, si está indicado, en psicoterapia psicoanalítica individual, psicoanálisis, psicoterapia de pareja o de grupo, según las indicaciones de cada paciente son ayudas de máxima calidad para este tipo de problemas.