ÚLTIMAS NOTICIAS

Padres e hijos

in Array

Para más información contacte con nosotros a través del número
91 431 05 33
o pinchando directamente aquí

La relación entre padres e hijos es la pieza fundamental en el desarrollo emocional e intelectual de los niños. Ser padre, a menudo, no es fácil, ya que supone tener que enfrentarse a experiencias nuevas que despiertan angustia, dudas y temores.

El cómo se vaya construyendo esta relación entre padres e hijos, desde el comienzo de la vida, será fundamental en el crecimiento emocional del niño, del futuro adolescente y adulto en el que estos se convertirán. Todos los hijos despiertan en sus padres vivencias de sus propias experiencias de niño o adolescente.

Padres que han tenido conflictos en la relación con sus propios padres (abuelos) tendrán relaciones difíciles con sus hijos con más frecuencia que aquellos que han vivido una mejor experiencia. Los padres son como un espejo en el que el que cada hijo se va a mirar.

Padres que dialogan y enfrentan los problemas, que disfrutan de la vida, que pueden exteriorizar sus emociones, tolerar sus miedos y limitaciones transmitirán este modelo con el que sus hijos se identificarán.

Por el contrario, aquellos en los que predomine la evitación de los conflictos, la violencia, la intolerancia, la negación de las emociones, estimularán en sus hijos actitudes similares frente a la vida. Aquellos que tengan la capacidad para acercarse a sus hijos, a sus sueños, a sus temores y deseos descubrirán cómo esta experiencia también les enriquece.

El papel de los padres es fundamental para percibir cómo su hijo se siente y así poder ayudarle en los momentos difíciles por los que todo joven pasa. Su capacidad para detectar que sus hijos pueden sufrir problemas que requieran la intervención de profesionales como psicólogos, psicoanalistas, logopedas, etc… será fundamental.

Cuando surgen dificultades en una familia o en alguno de sus miembros, es suficiente con unas pocas entrevistas para que el psicoanalista les pueda ayudar a comprender la situación que les aflige y perturba y decidir qué hacer.

Esta ayuda podrá variar desde unas entrevistas a una terapia de familia o psicoterapia individual o psicoanálisis para alguno de los padres o hijo.