ÚLTIMAS NOTICIAS

Bulimia

in Array

Para más información contacte con nosotros a través del número
91 431 05 33
o pinchando directamente aquí

El rasgo distintivo de esta alteración alimenticia es la sobrealimentación periódica y descontrolada seguida de vómitos provocados, que se producen por el sentimiento de culpabilidad después de la ingesta. La bulimia suele presentarse junto a un fuerte sentimiento de inseguridad y con problemas graves de autoestima en relación directa con el peso o la imagen.

La bulimia suele aparecer en la niñez o la adolescencia, y tiene mayor incidencia en las mujeres que en los varones. Las personas con bulimia normalmente están dentro del rango normal de peso para su edad y altura, pero siente un gran temor a aumentar de peso. La preocupación obsesiva por el peso y la comida de los bulímicos es similar a la de los pacientes con anorexia, pero cuando se refieren a la ingesta descontrolada aluden a una compulsión que no pueden dominar. 

En función del tipo de purga que utilizan los bulímicos para compensar la sobrealimentación podemos distinguir dos prototipos de bulimia:

- Tipo purgativo: El enfermo utiliza como método compensatorio el vómito, laxantes, diuréticos o enemas, con objeto de eliminar lo más pronto posible el alimento que han consumido previamente de forma compulsiva. De este modo, el bulímico intenta alcanzar una sensación de alivio del sentimiento de culpabilidad. 

- Tipo no purgativo: Se conoce de este modo a aquellos que llevan a cabo conductas de tipo compensatorio después del "atracón" como la práctica de ejercicio físico intenso o realizar un largo ayuno. Éste último no es tan frecuente por el hecho de ser menos efectivo en el corto plazo para deshacerse de las calorías ingeridas, y además la compulsión a la ingesta suele interrumpir el ayuno. Los métodos no purgativos suelen presentarse como una forma secundaria de control del peso también en quienes presentan el tipo purgativo de bulimia.

 

Sintomatología

Los síntomas de bulimia incluyen episodios recurrentes de: 

- Ansiedad o compulsión para comer.

- Obsesión por mantener un peso corporal debajo del normal.

- Síntomas depresivos.

- Trastorno del carácter. Irritabilidad.

- Dificultad de concentración.

- Vómitos.

- Abuso de medicamentos "anti-obesidad".

- Abusos de dietas diversas. 

Además de estos síntomas, el efecto prolongado de esta enfermedad psicológica puede causar impactos negativos en la salud física: 

- Paso por aspiración del contenido gástrico al árbol bronquial.

- Rotura del tejido esofágico o gástrico.

- Alteración de niveles de electrolitos en sangre.

- Arritmias cardíacas.

- Alteraciones menstruales y amenorrea. Esterilidad.

- Incremento en la frecuencia de caries dentales.

- Alteraciones cutáneas, pérdida de cabello.

- Irritaciones de a faringe (después de vomitar).

- Dolores de cabeza y migraña.

- Heridas e infecciones de la mucosa bucal.

- Alteración o pérdida esmalte dental por efecto del ácido gástrico que causa descalcificación y disolución del esmalte.

- Disfonía. 

- Puede producir a largo plazo neoplasias de laringe o garganta.

 

Causas y Tratamiento

Las causas de este trastorno son multifactoriales, como sucede en todos los trastornos psicológicos. En primer lugar se encuentran los factores constitucionales y ambientales de la primera infancia. Son causas complejas de las que sólo mencionaremos que se trata de dificultades en la relación madre-bebé. Posteriormente tienen gran influencia todas las vicisitudes del desarrollo psicológico hasta la pubertad. Por último, en esta etapa es donde tienen lugar las últimas circunstancias que desencadenan la enfermedad.  

 

El tratamiento de bulimia consiste por lo general en psicoterapia individual, de grupo o familiar, así como seguimiento médico y orientación nutricional. El psicoanálisis, en sus diversos formatos terapéuticos mencionados, busca alcanzar de manera personalizada las causas profundas del trastorno, cambios internos de la personalidad y el fortalecimiento yoico, los cuales serán los factores que permitirán el control paulatino y la superación de la enfermedad.