ÚLTIMAS NOTICIAS

Adicción

in Array

Para más información contacte con nosotros a través del número
91 431 05 33
o pinchando directamente aquí

Podemos definir la adicción como la necesidad compulsiva y reiterada de consumir una sustancia o realizar determinada conducta. La adicción implica una dependencia emocional y física que el individuo no es capaz de controlar.

Las causas que subyacen a este trastorno son múltiples, complejas y variadas, e incluyen factores constitucionales, psicológicos y psicosociales. Desde el punto de vista constitucional, las personas propensas a padecer algún tipo de adicción, pueden tener tendencia a la dependencia emocional, pueden ser psicológicamente frágiles y vulnerables, pudiéndose sentirse desbordadas por pequeñas adversidades y contratiempos que otras personas pueden superar con menos dificultad o sin efectos traumáticos. Otro aspecto psicológico de estas personas tiene que ver con dificultades en el manejo de sus impulsos agresivos y autodestructivos.

Desde el punto de vista psicológico, encontramos los factores que tienen que ver con el desarrollo temprano del individuo, con las vicisitudes psicológicas en el periodo de la adolescencia y con situaciones traumáticas en la vida adulta.

Entre los factores psicosociales, se encuentran la situación sociocultural y económica del individuo, de su familia y el entorno, también las oportunidades educativas, y los modelos de identificación social.

La adicción, siendo un problema, puede también desempeñar un papel defensivo frente a las exigencias de la realidad, y la persona puede reaccionar frente a ellas evadiéndose y refugiándose en la adicción. Sin embargo, el padecimiento de una adicción generalmente conlleva importantes daños para la salud y para la vida social, así como un considerable  sufrimiento, aunque con frecuencia la persona lo puede ocultar a los demás o a sí mismo, y no ser del todo consciente de él. En otras ocasiones, es el entorno familiar el que más sufre las consecuencias de la adicción.

La prevención y la detección precoz son fundamentales, y en ellas juegan un papel destacado los padres y profesores, ya que muchas adicciones comienzan en la adolescencia, y suelen estar relacionadas con problemas psicológicos propios de esa etapa de la vida.

El tratamiento de las adicciones es complejo y, en determinados casos, puede requerir un abordaje multidisplinar en el que se combinen tratamientos farmacológicos, psicoterapéuticos y psicosociales. En otras ocasiones quizá baste un apoyo inicial farmacológico, aunque siempre será necesario un tratamiento psicoterapéutico.

El Psicoanálisis ha desarrollado distintos formatos técnicos como la psicoterapia psicoanalítica, la psicoterapia psicoanalítica breve o de objetivos limitados, la psicoterapia psicoanalítica de grupo, etc., que pueden ser aplicados al tratamiento de las adicciones. En algunos casos también podría estar indicado el psicoanálisis clásico que, dado su mayor alcance de actuación, es capaz de promover cambios más profundos y duraderos en la personalidad, proporcionando una mejor salud mental a largo plazo.